Combustible con alto poder calórico

El Gas Licuado del Petróleo es una poderosa fuente de energía con un alto poder calorífico. Lo que significa que una llama de GLP produce mucho más calor que la de otras energías y lo hace ser una fuente energética muy eficiente y competitiva.

El poder calórico del GLP es cercano al de la gasolina y superior al del gas natural, lo que lo hace ideal para ser empleado en cualquier uso residencial y comercial.